En 2017 asistimos juntos al SOM (Seminario de Orientación al Matrimonio) un curso que DFaF organiza cada año para parejas que se quieren casar o que quieren herramientas para afrontar mejor su relación; nosotros también queríamos prepararnos bien para afrontar nuestra nueva aventura, el matrimonio.

 

Allí Enric y Sara, directores del equipo DFaF,  nos animaron a asistir a un grupo de +Juntos, donde podríamos disfrutar de conocer otras parejas con las que compartir un mismo momento vital y una misma fe.

¡Aceptamos la invitación y estamos muy contentos!

«Prepararse y equiparse en el matrimonio es imprescindible»

 

En este grupo hemos podido encontrar recursos para nuestra relación y un entorno seguro de amistad que queremos mantener más allá del proyecto.

Desde que asistimos a +Juntos, nuestra percepción del matrimonio ha cambiado mucho. Hemos aprendido que los otros matrimonios tienen problemas parecidos a los nuestros, que nuestras situaciones o conflictos son habituales y que se pueden superar con las herramientas adecuadas.

Creemos que en nuestro entorno hay mucho tabú a la hora de hablar de los problemas que pueden surgir en la pareja o la convivencia, ya sea por vergüenza o por tener un concepto erróneo e idealizado de lo que es un matrimonio.
Pero la verdad es que el matrimonio, igual que las personas que lo forman, está en evolución constante, tiene momentos altos y bajos, y prepararse constantemente para afrontar estos cambios es vital para cuidarlo.

Ahora que a través de Agape tenemos una visión diferente de cómo afrontar estos retos, vemos más necesidades a nuestro alrededor y mucho camino por recorrer.

También nos parece importante haber podido compartir en el grupo +Juntos una perspectiva cristiana del matrimonio y  conocer la visión de la Biblia que, aunque fue escrita hace miles de años, contiene herramientas y recursos para los matrimonios de nuestro siglo.

Nuestro deseo es poder seguir impactando de tal manera nuestro entorno, que todos puedan entender que prepararse y equiparse en el matrimonio es imprescindible y que para ello no estamos solos; tenemos a personas y parejas dispuestas a ayudarnos y tenemos, sobre todo, a Dios dispuesto a hablarnos y guiarnos a través de la Biblia.

Naama, profesora de inglés en un instituto, y Daniel, responsable de planificación en una empresa de ascensores, son voluntarios en De Familia a Familia

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *